miércoles, 12 de septiembre de 2007

Sarmiento figura histórica

Hola bueno y en un nuevo tema de Historia Argentina incluimos a Sarmiento. Las fechas son un cierto recuerdo de estas ilustres figures de nuestra historia. Sobre Sarmiento se puede decir mucho, aunque en general ni yo lo hice, se critica sin leer sus 53 tomos de Obras Completas ni siquiera sus más significativas obras en forma completa. Aunque habiendo leído importantes historiadores de diferentes tendencias ideológicas, además de correspondencia de Sarmiento, y algunos discursos, textos, y obras del gran educador sanjuanino, puedo dar cierta información y mi pensamiento, aunque creo que es limitado a lo leído, que si bien es de muy buena fuente no es mucho o creo lo suficiente como para poder formular una idea más precisa de Sarmiento.

Sin leer mucho ni entrar en subjetividades clásicas, Sarmiento no fue ni todo bueno, ni todo malo. Los historiadores tradicionalistas, que también se les denomina liberales, tienden a criticar a Sarmiento de manera favorable, en especial, por su gran labor educativa y tecnológica. Sin embargo los revisionistas, en general, al hablar de Sarmiento, destacan poco su labor educativa, y sí más los defectos de Sarmiento. Podrían ser cierto autoritarismo, cierta soberbia, mal carácter, ciertas actitudes, sus rasgos racistas hacia gauchos, indígenas, y ciertos grupos extranjeros, incluso llegándolo a denominar vende patria o cipayo, o anti-argentino por ejemplo.

Creo que las ideas tradicionalistas y revisionistas suelen errar en los excesos de críticas muy favorables o muy desfavorables a Sarmiento y en las faltas de información que hacen. Unos lo critican sin reconocerle sus logros, como otros plantean un Sarmiento casi sin errores.

Lo cierto es que Sarmiento era un hombre ante todo. Como tal no era perfecto, tenía errores, ciertos defectos, aunque grandísimas virtudes y logros. De esta nos deberíamos ocupar más.

Siendo amplios Sarmiento nació en San Juan en 1811, la provincia estaba en una situación de cierta pobreza. A los pocos años sabía leer y escribir no por ir a la escuela, era casi autodidacta aunque recibió enseñanza más bien particular, individual. Luego ayudaba en la tienda de la tía mientras leía la historia de Grecia y Roma, que la estudió de memoria según cuenta en Recuerdos de Provincia. Tras rechazársele una beca en el Colegio de Ciencias Morales muy reconocido en Buenos Aires.

La invasión de Facundo Quiroga y sus tropas a San Juan, genera en Sarmiento un rechazo por Quiroga y sus costumbres y rasgos salvajes y. Luego es detenido por plantear rechazo a la autoridad del gobernador sanjuanino Manuel Quiroga.

Poco después se exilió en Chile siendo maestro y tras regresar a San Juan en 1836 teniendo una hija Ana Faustina, trabaja como minero, se adhiere a la causa de la Generación del 37 fundando la Sociedad Literaria, y desde su periódico El Zonda empieza a criticar de manera muy dura la Dictadura de Rosas, al punto tal que debió exiliarse perseguido por el dictador. Escribió una famosísima frase: Las ideas no se matan, es probable que dedicada a Rosas, enemigo suyo.

En Chile trabaja en numerosos periódicos y funda uno El Progreso. Se desempeña luego como diplomático al servicio del Gobierno chileno, habiendo escrito su famosa obra Facundo en la que diferencia a la Civilización como vida urbanizada, educada, y Barbarie, como vida salvaje y poco educada, más relacionada al campo o a la campaña. El libro que no logra ser censurado por el régimen rosista tiene gran éxito. Luego escribirá Recuerdos de Provincia, que cuenta su situación en San Juan y parte de su juventud, y luego Argirópolis, como nueva forma de organizar el Estado argentino, y Educación Popular desde dónde demuestra los beneficios de la misma. Para el gobierno chileno hace expediciones por América del Norte, Europa Occidental, y África, estudiando los diferentes sistemas educativos, elogiando al de Estados Unidos, dónde conoce a Horace Mann y su esposa Mary Mann, famosos pedagogos de Boston. Además habla muy bien de Inglaterra y de Alemania y destaca a Argelia por sus diferencias culturales, sin embargo critica a Francia, Italia, y España porque entiende que les falta progreso, y además nota cierta pobreza en algunos de estos países.

El desgaste de la Dictadura Rosista es notable y se ve influenciado por las sublevaciones de los caudillos federales desfavorecidos por la política porteñista rosista, las invasiones y rechazos de las potencias extranjeras, la misma forma del régimen de represión a las ideas diferentes, además de las abundantes críticas que Sarmiento hizo en diferentes periódicos chilenos. Tal es así que Rosas pidió su extradición al gobierno chileno, aunque no le fue dada.

Ante tal desgaste de Rosas y la preparación del Ejército Grande al mando de Urquiza, el educador sanjuanino decide unirse a las tropas y relatará esto en su libro Campaña en el Ejército Grande. En 1852 en la Batalla de Caseros Rosas es derrotado y derrocado, tras cerca de 23 años de hegemonía política casi absoluta, gobernando o no.

En el período desde la Presidencia de Urquiza hasta la suya, Sarmiento se mantiene contra Alberdi y se enfrentan en las famosísima Las Ciento y Una Carta Quillotanas, de las que hay un libro específicos y otros más. Además rechaza a Urquiza, a quién quiso por derrocar a Rosas y al que se le unió. En 1862 asume la Gobernación de San Juan, a la que renuncia poco después. Su cargo de diplomático en Estados Unidos le sirve para conocer más ese país. A su regreso, en 1868, asume la Presidencia por un probable fraude electoral. Como Presidente finaliza la Guerra de la Triple Alianza, en la que Argentina y sus aliados derrotan al Paraguay reduciéndolo a mucho menos de lo que era en población, tecnologías, progreso, etc. Sin embargo, realiza una destacadísima labor eduactiva, fundando cientas de escuelas, algunas muy importantes, se realiza el primer Censo de Población que demuestra un analfabetismo del 71% y una poquísima densidad de población. Por ello, decide mejorar la educación y fomentar la inmigración de diferentes maneras, prefería inmigración estadounidense o inglesa, no tanto la española o la italiana. Amplió las vías férreas. Incorporó telégrafos numerosos. Cerca de finalizar su Presidencia tuvo una crisis económico, relacionada al mundo, que pudo superar bien el Presidente Avellaneda después.

Tras su Presidencia se desempeño en numerosos cargos públicos, destacándose Senador por San Juan, Ministro del Interior, incluso cargos en el Consejo General de Escuelas. Participó en la sanción de la Ley 1420 de educación común, laica, gratuita, y obligatoria. Criticó la corrupción y cierto nepotismo de Roca y a ciertos grupos de inmigrantes en el país. En 1888 se retiró al Paraguay dónde murió esperando a su amante Aurelia Vélez Sarsfield, hija del famoso redactor del Código Civil.

A modo de conclusión leyendo esta biografía son poquísimas las críticas negativas a Sarmiento. ¿Cuánta realidad hay en las típicas críticas que se la hace?.

- Un racista: Muchos textos que se sabe con exactitud son de él demuestra un cierto racismo aunque fundamenta el porque prefiere a unas etnias de otras, y así como en algunos textos habla de excluir, discriminar, incluso asesinar a estos grupos salvajes, bárbaros, en otros textos se refería a educarlos y a civilizarlos a su manera, con la educación. Las ideas no eran todas erradas o extrañas, aunque ciertas frases que se le atribuyen hablan de un racismo grande, aunque más grande para los tiempos actuales.
- Un cipayo o vendepatria: Creo que es una crítica casi sin fundamentos concretos, la anterior sí los tiene y son muy aceptables, obvio que discutibles. Aunque esto de cipayo tiene muchísimo por discutir porque Sarmiento fue un Presidente que, mientras pudo y lo dejaron, estuvo en el país, con sus defectos, le hizo muy bien en muchos aspectos al país, y nunca mostró una actitud de intentar vender al país, ni siquiera hizo privatizaciones excesivas o habló de estancieros o de grandes hacendados, dueños de casi todo el país, como si otros. Que no se identifique con el ser más nacional o autóctona, algo que podría ser cierto, no implica que sea cipayo ni algo similar.
Hay un texto en un periódico en el que sugería que la Patagonia era chilena, texto que a mi criterio no tiene fundamentos y es uno de los errores de Sarmiento, aunque trabajando para el gobierno chileno se pueden entender ciertas ideas, que por ahí el no las pensaba así.

Sarmiento no es el ni más grande entre todos ni el peor de los peores, era Sarmiento. Un excelentísimo educador, intelectual, estudioso, que a la vez tenía rasgos racistas, cierto mal carácter incluso un poco de soberbia, aunque llevaba ideas de educación de avanzada, y además fue gran político, periodista, y escritor. Sin dudas es una figura histórica.

-FEDE-

2 comentarios:

Sebastian dijo...

Fede,
Gracias por tu comentario en mi blog A DISTANCIA y felicitaciones por el tuyo. Voy a leer tus articulos detenidamente.
Saludos,
Sebastian

Fernando dijo...

Hola,
me parece que hiciste un analisis parcial de la figura de Sarmiento, ya que trataste de minimizar sus errores con justificaciones sin demasiado argumento. En definitiva, hiciste algo parecido a lo que criticas en los revisionistas.
Decir si es racista o vendepatria se los dejo a los historiadores, lo que si quiero expresar es que en sus actitudes y dichos hay una expresión de la Argentina que no queremos, elitista, antipopular, antidemocratica, reaccionaria, que se propagan hasta nuestros dias.
Cito algunos "errores" de Sarmiento:
- Deformó la figura histórica de Facundo Quiroga, y contribuyó más que nadie a asociar a los gauchos y caudillos del interior con la barbarie, acentuando la división Capital-Interior que existe hasta hoy.
- Fue el autor intelectual de la muerte del Chacho Peñaloza, uno de los grandes caudillos federales
- Apoyó a Urquiza contra Rosas sin desconocer que junto al ejercito de éste, uno brasileño iba a invadir el país
- Defendió la posición de que la Patagonia era de Chile
- Apoyó la guerra fraticida contra Paraguay, a pesar de que en ella perdió a un hijo
Que haya sido un hombre de su tiempo no lo exime de responsabilidades.
Abrazo y felicitaciones por el blog