domingo, 16 de septiembre de 2007

A Belgrano ¿se lo reconoce como merece?

Hola esta pregunta podría a muchos sorprenderlos y dirían: ¿cómo que no se lo reconoce si tiene día en homenaje suyo que es el 20 de Junio, importantes calles en diferentes ciudades, en Capital Federal un destacadísimo barrio y una importante Avenida tienen su apellido. Hay ferrocarriles con su nombre, escuelas, y monumentos?. Sin embargo, ¿se sabe un poco más de Manuel Belgrano? ¿fue sólo el que ideó nuestra bandera actual?. Sin dudas, que fue quién hizo esto y no es poco logro, aunque no fue lo único que hizo. Fue hombre que luchó con y por la patria con las letras, las artes, diferentes cargos, y además luchando en batallas.

Uno puede referirse al homenaje de los 20 de junio y es el Día de la Bandera, no el Día de Belgrano o algo así. Asociar a Belgrano con la bandera es disminuir sus notables logros por la patria.

Nace en 1770 en Buenos Aires, en 1786 se traslada a España dónde se recibe de abogado en 1793. En 1794 regresa al país desempeñándose como Secretario en el Consulado de Buenos Aires, similar a la actual Aduana en cuanto a sus funciones. En 1801 fomenta la libertad de prensa en numerosos textos suyos y participa en el periódico El Telégrafo Mercantil, de los primeros en la actual capital argentina. En 1802 conoce a María Josefa Ezcurra, hermana de Encarnación la esposa de Juan Manuel de Rosas. Ambos tienen un hijo en forma secreta, quién lo cuidará el Restaurador con su esposa. Durante las Invasiones Inglesas lucha por la causa patria y se traslada a Montevideo. En 1810 dirige el periódico el Correo del Comercio y participa como uno de los vocales en la Primera Junta de Gobierno de Mayo de 1810. Poco después se lo envía al Paraguay a luchar por la rebeldía paraguaya, que no reconocían a las autoridades locales. Es derrotado en la mayoría de las batallas, aunque funda los pueblos de Curuzú-Cuatiá y Mandisoví. Por las derrotas a mediados de 1811 se lo juzga, aunque se lo declara inocente. Hay que saber que sus tropas estaban muy poco preparadas para una adecuada lucha y que Belgrano tenía poca experiencia militar hasta ese momento. En 1812 cerca del Paraná muestra la bandera que ideó, azul y blanca. Luego se dirige al Norte y se encarga del Ejército de esa zona. Allí triunfa en Las Piedras, Tucumán, y Salta, y lidera el difícil Éxodo Jujeño boicoteando a las tropas españoles que invadían el país desde el Alto Perú. En 1813 se le premia con $40.000.- por las batallas con triunfos, ese dinero lo destinará a fundar escuelas. Luego nace su hijo no reconocido en un principio, Pedro Rosas y Belgrano, hijo de María Josefa Ezcurra, que cuidarán el Restaurador de las Leyes y su esposa. En 1814 le entrega el mando del Ejército del Norte al General San Martín, en el famoso encuentro que habría sido en la Posta de Algarrobo, y no en la de Yatasto, como casi siempre se dijo. A fines de año se traslada a Londres como diplomático. En 1816 se enamora de María Dolores Helguero y Liendo, se reconoce su bandera, participa en la declaración de la Independencia, y lucha otra vez liderando el Ejército del Norte. El caudillo Güemes luchaba de manera heroica cerca del Alto Perú. En 1819 nace su hija Manuela Mónica, la hija la tiene con María Dolores Helguero y Liendo, la reconoce desde el principio. Su dificilísima situación de salud hace que le den licencias desde el Gobierno. En 1820 regresa a Buenos Aires dónde muere dejándole a su doctor un reloj, que era casi todo lo valioso material que tenía, su situación era de pobreza. Este reloj hace poco y lamentablemente fue robado del Museo Histórico Nacional, su valor histórico y simbólico supera al material, era de un prócer, de un héroe de la patria, debe ser encontrado, debe recuperarse como tal.

En resumen, Belgrano no sólo creó la bandera. Participó en dos periódicos, uno de ellos de los primeros de Buenos Aires, luchó en las invasiones inglesas, defendió el libre comercio, luchó contra el contrabando, fue Secretario del Consulado, defendió la agricultura y las industrias, así como la educación a la que le dejó $40.000.- ganados por algunos de sus triunfos militares. Fue uno de los líderes del movimiento de Mayo, uno de los vocales de la Primera Junta, luchador en el Paraguay y en el Norte, diplomático en Londres, y en especial, un gran patriota.

Decir que no se lo reconoce sería mentira, aunque que se lo debería reconocer más o por lo menos de una forma más amplia y coherente, es a mi criterio, una realidad. Belgrano no es sólo creador de la bandera, ese es un detalle, lindo por cierto, curioso, histórico, aunque un detalle. Belgrano fue patriota en gran expresión. Admirado, entre otros, por San Martín y por Mitre, quién le dedicó una de sus más grandes obras: Belgrano y la Independencia Argentina. De sus 50 años, estuvo por lo menos 40 en el país. Muchos otros o estudiando, o como diplomático, o luchando en el Paraguay, o por poco tiempo en Montevideo. Un argentino auténtico, un patriota auténtico. Hombre grande, honesto, respetuoso, patriota, adecuado, luchador, abogado, político, militar, diplomático, prócer. Reconocimiento tiene, sin dudas, aunque no se si es el suficiente. No se si es el adecuado. Sería similar a reconocer a San Martín sólo por cruzar los Andes, cuando luchó montones de veces y por la independencia sudamericana. Sería similar a que Sarmiento sea sólo el fundador de montones de escuelas, cuando introdujo telégrafos, tecnología, y fue un defensor de la inmigración, excelente escritor, gran periodista, gran educador. Sería parcializar su figura aunque de una manera no tan favorable. Belgrano no sólo es el que ideó la bandera fue más, mucho más por la patria. Hay documentación y libros que pueden ampliar más esto.

-FEDE-

1 comentario:

Artemio Raúl dijo...

Interesante el tema; espero que actualices el blog. ¿Conocés el hecho que provocó la enemistad entre Belgrano y Dorrego?